Por fin se ha confirmado lo que venía siendo ya un secreto a voces: Origen formará parte de la nueva competición europea de League of Legends, la cual ha sido bautizada como League of Legends European Championship (LEC) y sustituirá a la antigua LCS EU. El pistoletazo de salida de la nueva competición tendrá lugar el 18 de enero de 2019.

Se trata de una gran noticia para los aficionados del League of Legends españoles, los cuales recordamos con mucha nostalgia aquel fantástico equipo capitaneado por xPeke que llegó hasta las semifinales del Mundial. Sin embargo, el equipo ahora ha sido adquirirdo por RFRSH, una empresa danesa que explotará a partir de ahora la imagen de este mítico equipo de la competición.

Una selección de primer nivel para la nueva LEC

Así pues, los 10 participantes de la nueva LEC serán: Fnatic, Schalke 04, G2, Misfits, Vitality, Splyce, exceL, Rogue, SK Gaming y Origen. Para seleccionar los equipos Riot ha seguido un criterio puramente empresarial, atendiendo a quién es el propietario de los mismos, su conocimiento del sector y su capacidad para entenderse con Riot. Ojalá en un futuro esta selección tenga tintes mucho más “meritorios”.

Además, para formar parte de esta liga los equipos tendrán que pagar un canon que oscila entre 8 y 10 millones de euros (dependiendo de si ya formaban parte de la competición o no). De esta forma, Riot quiere asegurarse que todo aquel que entre cuenta con un importante respaldo económico.

Estabilidad y búsqueda del crecimiento

Riot justifica estas decisiones en la inestabilidad que provocaba el anterior sistema, puesto que un descenso podía sepultar económicamente a un equipo y llevarlo a la desaparición. De esta forma, se busca que los equipos aspirantes cuenten con una salud económica suficiente como para hacer planes a medio y largo plazo y no vivir con la incertidumbre de si seguirán existiendo dentro de 3 o 4 meses, tal y como explica Klingenberg (responsable de Producción en Europa de Riot Games).

Esperamos que la nueva competición europea esté a la altura y confirme las expectativas a la alza que existen para el League of Legends en Europa, cuya fama se ha visto incrementada gracias al gran papel de los equipos europeos en el pasado Mundial, donde Fnatic incluso llegó a la final (donde cayó derrotado por un contundente 3-0 frente a Invictus Gaming.