Counter Strike: Globlal Offensive, el mejor shooter del mundo para muchos, va a vivir de forma inminente su actualización más importante desde que fue presentado allá por 2012: tendrá un nuevo modo Battle Royale (popularizado por Fortnite) y se convertirá en free-to-play.

Renovarse o morir: punto para Valve

En cuanto al nuevo modo estilo Battle Royale, Valve lo ha bautizado como “Danger Zone” y será similar (pero no igual) a lo que estamos acostumbrados a ver en otros juegos como Fornite o PUBG. Este modo se caracteriza por permitir partidas de hasta 18 jugadores donde podrás buscar equipamiento para sobrevivir (el mismo que tenemos en los demás modos de juego). Podremos jugar solos o en equipos de 2 y 3 jugadores. Las partidas están pensadas para durar un máximo de 10 minutos.

En cuanto a la conversión del juego en free-to-play estamos ante una auténtica novedad, pues Valve no suele apostar por este formato. De este modo, todo el mundo podrá jugar a este fantástico juego de forma gratuita, confiando Valve en que los ingresos provengan de la compra de skins y otros añadidos (un negocio más que rentable en otros juegos de tirón mundial como League of Legends).

Valve tiene confianza en que estos cambios logren extender la fiebre por el Counter Strike y no quiere olvidarse de los que llevan años apostando por el juego:

Todos los jugadores que hayan jugado a CS:GO antes de la actualización recibirán una insignia de lealtad conmemorativa que podrán mostrar en su perfil. ¡Estabas allí desde el principio y puedes presumir de ello! Además, las cuentas de todos los jugadores existentes de CS:GO han sido actualizadas a estatus Prime.