Hace apenas tres días os informábamos sobre la marcha de Caps de Fnatic, equipo al que ha estado vinculado los últimos dos años rindiendo a un grandísimo nivel que le ha convertido en objeto de deseo de los principales clubes del mundo.

Se cierra un ciclo

De entre todos los que deseaban hacerse con los servicios del apodado “Baby Faker”, ha sido el G2 Esports de Ocelote quien, tal y como preveíamos, ha contratado al midlaner danés, obligando a Perkz ha reciclarse como ADC, posición que lleva probando unas semanas y con la que está obteniendo resultados realmente buenos.

El ciclo de Caps en Fnatic llega a su fin, un jugador muy querido por la afición pero cuya marcha escocerá debido a la rivalidad que mantienen ambos equipos. De hecho, las bromas no se han hecho esperar y el propio Fnatic ha querido tomarse con humor este movimiento que ha revolucionado el periodo de fichajes.

G2 Esports construye un equipo capaz de aspirar a todo

Tanto la midlane como la botlane sufrirían cambios radicales, siendo Hjarnan y Wadid los principales damnificados, que se verían obligados a abandonar la disciplina del equipo de Ocelote ante la inminente llegada de Mikyx (support procedente de Misfits) y la reconversión de PerkZ al carril inferior (recordemos los problemas de Hjarnan para jugar tiradores en la botlane, siendo su pick preferido Heimerdinger). De este modo, G2 Esports construirá una alineación de ensueño formada por:

Toplane: Wunder
Midlane: Caps
Jungle: Jankos
ADC: PerkZ
Support: Mikyx (no confirmado)

Y así es como se cierra el círculo. Fnatic trae a Nemesis procedente de Mad Lions para sustituir a Caps, que recala en G2. En principio, parece que G2 Esports sale ganando debido a la calidad mundial más contrastada de Caps; no obstante, Nemesis ha dado muestras de tener una habilidad tremenda en la Superliga Orange y tendremos que seguirlo muy de cerca durante el primer split para ver qué es capaz de hacer rodeado de jugadores que han llegado a toda una final del Campeonato Mundial.